lunes, 14 de marzo de 2011

CULTIVATING COMMUNITIES OF PRACTICE

CULTIVATING COMMUNITIES OF PRACTICE: A GUIDE TO MANAGING KNOWLEDGE - SEVEN PRINCIPLES FOR CULTIVATING COMMUNITIES OF PRACTICE

Todo tipo de organización, comunidad o agrupación tiene sus orígenes por una necesidad o meta que se pretenda alcanzar. Para ello es indispensable contar con una identidad propia y que entre sus integrantes existan elementos en común, para que pueda haber una verdadera comunicación e interacción.
Sin embargo, para que los mencionados grupos tengan éxito, es necesario que éstos cuenten con verdaderas bases y principios que solidifiquen su estructura tanto interna como externamente.
Al hablar de Comunidades de Práctica, es preciso resaltar que sus principios giran en torno a ciertos factores, que reflejan la verdadera esencia de este tipo de comunidad. Entre ellos están: El carácter voluntario, el entusiasmo, la pertinencia, el valor de atraer y comprometer a los miembros, la interacción y la vitalidad. Todos estos aspectos son importantes pero el que más vale exaltar es la vitalidad, ya que es el que determina como será la evolución de la comunidad.
Existen siete principios fundamentales para que además del diseño de estas Comunidades de Práctica, haya una verdadera compenetración entre las ideas, opiniones, sentimientos, problemas, soluciones y conocimientos de sus integrantes. Estos principios son:

El primero de ellos Diseño para Evolución, establece que el diseño de una comunidad es clave para su evolución. La cual depende básicamente de las redes existentes, pues no cuenta con una estructura fija debido a los conocimientos de sus propios miembros que bien pueden tener la misma profesión o carreras afines. El desarrollo está determinado por el medio ambiente, la estrecha relación de los miembros y los conocimientos que estos comparten.
El segundo Abrir un Diálogo entre Perspectivas Internas y Externas, habla de que la experiencia de cada uno de los miembros, es clave en el profundo conocimiento de su objetivo, más, cuando al interior de la comunidad hay vacíos, se hace necesario encontrar ayuda en otras comunidades que les puedan orientar o direccionar eficazmente nuevas o mejores posibilidades. Para ello se necesita buenos líderes que estén bien conectados dentro y fuera de la comunidad.
El tercero Invitar a Diferentes Niveles de Participación, indica que los niveles de participación son tres, hay un grupo central que participa en foros, debates, que identifican problemas y son los que más se involucran en las diferentes actividades de la comunidad, son el corazón de la comunidad. En otro nivel está el grupo activo al cual pertenecen miembros de la comunidad que asisten regularmente, son un grupo pequeño. En un tercer nivel se ubica el grupo periférico que se mantiene al margen y observa las actividades del grupo central o del activo buscando oportunidades para las diferentes actividades en forma semiprivada; por conversaciones en la página Web de la comunidad, en eventos comunitarios o en conversaciones uno a uno. Esto permite a los miembros activos ser líderes de proyectos a desarrollar.
El en cuarto Desarrollar Espacios Comunitarios tanto Públicos como Privados, la mayoría  de las comunidades realizan diferentes eventos en los que se discuten problemas formales o informales, aunque predominen estos últimos. Los actos públicos no contribuyen tanto como los privados aunque son fruto de las buenas relaciones entre los grupos pequeños de la comunidad.
El quinto Centrarse en el Valor, es clave para la vida de la comunidad teniendo en cuenta que ese valor cambia durante el desarrollo y la vida de la comunidad. Sus líderes deben ser consientes de la necesidad de realizar actividades que les permita desarrollar su potencial para de esta manera obtener frutos nuevos, pues cuando la comunidad crece el desarrollo sistemático de todo su conocimiento se vuelve más importante.
El sexto Combinar la Familiaridad y el Entusiasmo, la comunidad es un espacio en el que se puede expresar libremente y charlar sea técnicamente o no; allí se puede escuchar o dar consejos sin temores pues es un lugar para pensar, reflexionar y considerar ideas que tal vez permitan desarrollo. Los congresos, los talleres, las ferias permiten integración espacial y facilitan el contacto espontáneo.
El séptimo Crear un Ritmo para la Comunidad, el ritmo de vida para cada individuo varia, el ritmo de las interacciones dentro de las comunidades depende de las actividades que se realizan dentro de la misma y de la acción de cada uno de sus miembros, es por ello que el ritmo de la comunidad indica cuan fuerte o débil es. El intercambio de ideas y el uso de herramientas, las conexiones informales y la acción de todos los miembros determinan el ritmo y el desarrollo de la comunidad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Locations of visitors to this page